MAS INVESTIGACIONES

E-mail Imprimir PDF
Tras las investigaciones de los Dres. Collins y del Dr. Carrol D. Wright, sobre los efectos del Aloe Vera en las quemaduras que producían los Rayos X en los pacientes que se sometían a estas exploraciones, hubo muchos dermatólogos que se interesaron por el Aloe Vera. El Dr. J. E. Crewe experimentó sobre otros tipos de quemaduras con la hoja cortada por la mitad del Aloe Vera. con el Aloe Vera en forma de ungüento ´comenzó a trarar otros tipos de quemaduras, producidas con agua hirviendo, por insolaciones, por el fuego, así como úlceraciones crónicas de la piel, eccemas, pequeñas heridas y algunos tipos de alergias dermatológicas. Publicó artículos en 1937 y 1939 en Minnesota Journal of Medicine, en los que afirmaba que los resultados al tratamiento con el Aloe Vera, no solo habían sido efectivos sino que además no ha´bían dejado cicatrices en los pacienters tratacos. En 1939 también los Dres. Adolph Loveman y Frederick Mandeville, publicaron sus resultados con un grupo de pacientes con quemaduras y que habían tratado con las hojas de Aloe Vera cortadas longitudinalmente y aplicadas en forma de compresas sobre las afecciones. Confirmaron que las curaciones habián sido completas, rápidas y sin dejar ningún tipo de cicatrices.