EL ALOE VERA Y EL AGUA

E-mail Imprimir PDF
Es una creencia generalizada que el Aloe Vera necesita poca agua. Es cierto que el Aloe Vera es un aplanta muy reesistente a la sequía y no muere con facilidad aunque no tenga agua. Pero es más cierto que sin agua, sus hojas se vuelven de color marrón y acaban secándose, por lo que aprovechamiento comercial es mulo. El riego necesario para el Aloe Vera plantado en la tierra, va en función de la estación del año. Lluviosa o seca. En la primera no necesita apenas agua, en todo caso algún riego corto para suministrale nutrientes. En época seca, los riegos suelen ser de 2 ó 3 veces semanales por goteo y de una vez quincenal si el riego es por inundación. Con esto se consiguen unas plantas con hojas verdes y gruesas, repletas de la pulpa que nos proporciona los productos tan estimados por los consumidores.